Lío con las clasificaciones olímpicas individuales

by Jumping Online

Las clasificaciones por equipos para los JJOO de Tokio, se adjudican en competiciones internacionales por equipos, en función de unos resultados que son difícilmente adulterables. Pero las clasificaciones de los 15 jinetes/amazonas individuales, que obtienen plazas adicionales a las sesenta plazas por equipos, están suponiendo un quebradero de cabeza para la FEI.

La cuestión se circunscribe a la organización por parte de determinadas Federaciones Nacionales, de una serie de concursos internacionales, en los que se limita al extremo legal, la participación de jinetes externos a la Federación organizadora, de tal modo que determinados jinetes locales, obtienen sus puntos para el ranking olímpico de cada zona geográfica, con mayor facilidad que en competiciones internacionales “normales”.

Lo primero que llama la atención, es la celebración en año preolímpico, de un número excesivo de concursos en algunos lugares donde solo se celebra uno o dos concursos en años no preolímpicos. Lo segundo es que en esos concursos, se limita la participación de corredores foráneos, mediante una invitación mínima a Federaciones ecuestres de fuera del país organizador. Y lo tercero es que determinados jinetes cogen en esos concursos una cantidad insólita de puntos FEI, que catapultan la clasificación de los jinetes en los rankings olímpicos de la FEI.

Dos han sido los sitios donde se han producido estas situaciones extrañas, Villeneuve-Loubet en Francia, y Damasco en Siria. Como consecuencia de esta situación, tres jinetes se han visto beneficiados por un inusitado aumento de sus puntuaciones FEI de cara a las plazas olímpicas individuales, que deben otorgarse.

La amazona de Sri Lanka, Mathilda Karlsson y su caballo Chopin VA, estaban en diciembre de 2019 en el puesto 7º del Ranking Olímpico del grupo G (Sudeste de Asia y Oceania), después de tres semanas en Villeneuve-Loubet, adquirio 345 puntos, poniéndose a la cabeza del Ranking, y obteniendo teóricamente con ello una plaza olímpica para la Federación de Sri Lanka.

Algo parecido ha ocurrido con el sirio Ahmad Saber Hamcho, y con el Jordano Ibrahim Hani Bisharat, que a finales de diciembre encabezaban el Ranking Olímpico del Grupo F (Oriente Medio y África), obteniendo para sus Federaciones Nacionales una plaza, después de disputar nada menos que diez concursos en Damasco. Se da la circunstancia de que en Damasco, entre 2012 y 2018 solo se han celebrado dos eventos de hípica, un CSI2* y un CSI4*. Por el contrario, entre octubre y diciembre de 2019, año preolímpico, se han celebrado nada menos que diez CSI2*, todos ellos con pruebas de clasificación mundial, fuera del programa original del evento.

Un detalle más, la limitación de invitaciones a Federaciones Nacionales para acudir a estos eventos, ha producido situaciones tan curiosas como que algún jinete ha tomado puntos de clasificación con un resultado en la pista de 28 puntos de penalización. Damnificados, pues Abdullah Humaid Al Muhairi de EEAA, que ocupa la tercera plaza del grupo F, y Kenneth Cheng de Hong Kong, que ocupa la tercera plaza del grupo G.

Obviamente esta llamativa situación ha disparado el interés, no solo de la FEI, sino también del Jumping Riders Club, y el resultado es que se está procediendo a una revisión de lo ocurrido. La FEI ha manifestado que una vez que se confirme de una forma definitiva la participación de los equipos en los JJOO, se confirmaran las plazas individuales conforme a los rankings regionales. Se supone que revisando la situación mencionada. Así mismo la IJRC ha solicitado expresamente a la FEI que intervenga para garantizar el juego limpio.

You Might Also Like

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.